Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Qué técnicas de TikTok de verdad funcionan y cuáles son una pérdida de tiempo (o incluso una agresión)

Que si slugging, face slapping, skin cycling…¿tienen sentido estos tratamientos vistos en redes sociales? Responden los expertos

Desde que la plataforma líder a la hora de marcar tendencias, TikTok, pusiera de moda las rutinas de cuidado facial hace unos años, son muchos los métodos virales que prometen una piel reluciente y espléndida. Lo que ocurre es que a menudo no solo no están avalados por profesionales, sino que están desaconsejados o se han ideado en base a un ‘gancho tendencia’, es decir, a productos o gadgets que son visualmente atractivos y se ha visto que generan ‘engagement’ o adhesión (y que muchas veces son conceptos un poco peregrinos). El caso es que no generan es credibilidad entre médicos expertos, farmacéuticos y esteticistas, pero sí en los usuarios. Por eso hemos pensado que sería bueno preguntar a quienes saben gracias a su formación y experiencia qué técnicas de belleza en TikTok funcionan y cuáles no.

Slugging o bien de vaselina

La más famosa de todas las rutinas es slugging, o lo que es lo mismo, que el último paso sea una capa de vaselina o bálsamo para que la humedad quede ‘atrapada’ y haya un efecto oclusivo, de manera que la piel quede más hidratada. El dermatólogo del GEDET y director de la clínica Clemente Antonio Clemente, aclara que los dermatólogos siempre han usado ciertas cremas o pomadas con base grasa, tipo vaselina, para tratar las dermatitis secas, como pueda ser un eczema.

Que esto pueda ser bueno para estas pieles o para las especialmente secas no significa que lo sea en todos los casos, puntualiza, “porque al ser productos grasos, en el rostro (que contiene muchas glándulas sebáceas, sobre todo en pieles acneicas), podría ser contraproducente”. En este caso el experto recomienda para una piel hidratada cremas adecuadas a nuestro tipo de piel recomendadas por el dermatólogo, así evitaremos granitos.

Y si la nuestra es ultra seca y queremos ese efecto slugging, no tenemos por qué limitarnos a la vaselina: se puede lograr con cualquier producto que tenga una fase externa grasa. “La vaselina es la pomada por antonomasia pero pueden usarse pomadas cicatrizantes o reparadoras”, confirma.

Face sandwich o atrapar el sérum

Como si del queso de un sándwich se tratara, esta tendencia tiktokera dicta aplicar el sérum tras la consabida limpieza y el tratamiento hidratante, y antes de otra capa del mismo tratamiento, con la idea de que el sérum quede atrapado entre las dos capas.

Las doctoras Virtudes Ruiz y María Vicente, cirujanas y médicos estéticos, consideran que no tiene ningún sentido y este gesto no va a hidratar la piel de más, sino que por aplicar más productos en lugar de acumular, se puede hacer que no penetre ninguno, “incluso en algunos casos puede ocluir la piel y ser contraproducente. El único sentido posible que puede tener es el disfrute (con esta técnica y en general con el resto de las propuestas en la red social sin aval médico o profesional) de rutinas muy largas con múltiples productos o del masaje, ya que la epidermis o capa más superficial de la piel no deja pasar a la dermis casi nada, pues su misión es precisamente defendernos del medio exterior”. Así que por más productos que pongamos no se va a conseguir más, sino posiblemente el efecto contrario.

Face slapping: tortas sin ton ni son

Consiste en darse mini bofetadas en el rostro para mejorar supuestamente la absorción de los cosméticos y así aumentar la producción de colágeno y combatir la flacidez. ¿Nos lo creemos? Para la experta en estética Natividad Lorenzo, con centro homónimo, “darse tortas, por suaves que sean, no ayudan a que una crema penetre».

«Los golpecitos controlados y bien aplicados sí provocan una hiperemia, es decir sí mejoran el riego sanguíneo y la oxigenación de la zona, por eso defiendo la importancia del masaje a la hora de aplicar cremas y sobre todo sérums; pero no a base de bofetadas ni golpes intensos porque pueden romperse pequeñas venitas, crear arañas vasculares o petequias (pequeños puntos rojos o morados). En la cara todo debe hacerse con maniobras delicadas”, confirma Natividad Lorenzo.

Whisking o mezclar a lo loco

Cómo gusta en vídeos virales, eso de coger una crema y mezclar con el sérum, con autobronceador, base o con lo que nos parezca que queda chulo; es más, hay alguna marca que incluso lo promueve. Pero resulta que la idea del whisking no es nada óptima. Simplemente, se perdería eficacia, ya que cada producto está formulado para extenderse solo, incluso esperando de manera ideal un minuto aproximadamente entre la aplicación del producto anterior y el siguiente, con el fin de que cada uno haga su función.

Las mezclas no están probadas ni revisadas por estudios o por profesionales, así que no son buena idea. “El hecho de que cada producto esté pensado para ser usado sin mezclas obedece a sus ingredientes, a cómo van encapsulados, vehiculizados… Es lo que se conoce como farmacocinética, que defiende que un activo no actúa igual aplicado de una forma que de otra. Si emulsionamos varios puede que les restemos eficacia y que una crema, por ejemplo, sea menos emoliente”, revela Raquel González, de Perricone MD.

Skin cycling o tregua cutánea

¿A la piel le hace falta una tregua? ¿Tiene que descansar algunas noches de activos que le hacen trabajar? El skincycling promueve una rutina cosmética nocturna compuesta por cuatro ciclos, uno por cada noche. En la primera se aplica un activo exfoliante (ácido glicólico, u otro AHA), en la segunda retinol y en la tercera y cuarta, ingredientes regeneradores e hidratantes.

Para la dermatóloga Sara Carrasco, con clínica homónima, si tiene alguna ventaja estaría en facilitar al paciente la adaptación en etapas iniciales del uso de cosméticos transformadores como el retinol para evitar que la piel se irrite. “Utilizar este método como esquema facilita al paciente la adaptación las primeras semanas, pero mantenerlo más allá evitará que alcancemos una retinización completa y no estaremos recibiendo los beneficios totales de estos activos. Puede ser una buena opción para quien le cuesta mantener un orden en su rutina o tiende a incorporar cosméticos extras de forma habitual, lo que puede incrementar la irritación. El skin Cycling puede ser útil en algunos casos, pero durante periodos cortos”, considera la dermatóloga.

Fuera de tendencias

Dejando fuera estas corrientes virales, hay una serie de pasos y activos en la que los profesionales se ponen de acuerdo, porque están probados y respaldados por la ciencia. Como detallan las Dras. Virtudes Ruiz y María Vicente, para mantener una piel saludable es imprescindible utilizar una protección alta (SPF 50) por las mañanas y en todas las estaciones del año, y realizar una buena limpieza de piel junto con una hidratación por el día y nutrición por las noches.

Antes de la fotoprotección de la mañana conviene aplicar un sérum antioxidante que contenga Vitamina C o astaxantina, y por la noche retinol antes de la crema. La Dra. Carrasco prosigue que de noche, tras el retinol, el ingrediente de elección son los AHA o alfa hidroxiácidos. “Podemos combinarlos con moléculas reparadoras como ceramidas y cremas reparadoras. La limpiadora debe ser elegida cuidadosamente y no causar ni irritación ni sequedad, y aunque solo sea una vez por semana unos mimos extras como una mascarilla exfoliante o hidratante de acuerdo con la necesidad, será un punto extra que la piel agradecerá”.

En cualquier caso, como concluyen las Dras. Ruiz y Vicente, hay que advertir de que el hecho de que los jóvenes busquen hoy en día información en plataformas como TikTok entraña riesgos, ya que “a menudo la información es errónea y la aportan personas sin conocimientos contrastados. Esto puede llevar a una gran confusión e incluso poner en riesgo la salud física y mental”, de ahí la importancia de consultar siempre con profesionales

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos