Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
piedras volcanicas

Masaje con Piedras Volcánicas: Una terapia milenaria

Este tipo de técnica relajante no es una invención moderna como se cree, la terapia con piedras se originó en el viejo este hace aproximadamente 5000 años. Y se utilizaba en los baños de la antigua Roma también en donde se tumbaban sobre piedras frías de mármol después de un baño caliente, y las indias de América se ponían piedras calientes en el vientre para aliviar los dolores menstruales.

¿Qué son las piedras volcánicas?

Las piedras volcánicas son rocas ígneas que se forman a partir de lava enfriada después de una erupción volcánica. Su origen natural las hace únicas, ya que han estado expuestas a altas temperaturas y presiones, lo que les confiere propiedades especiales. Estas piedras se eligen cuidadosamente para los masajes con piedras calientes debido a su capacidad para retener el calor durante largos períodos de tiempo. Equilibra tu energía vital gracias al poder de las piedras

¿Para qué sirven las piedras volcánicas en los masajes?

El uso de piedras volcánicas en los masajes terapéuticos es beneficioso de varias maneras:
  1. Relajación profunda: Las piedras volcánicas calientes se colocan estratégicamente en el cuerpo, liberando calor gradualmente. Esto ayuda a relajar los músculos y aliviar la tensión, creando una sensación de bienestar profundo.
  2. Mejora de la circulación sanguínea: El calor de las piedras dilata los vasos sanguíneos, mejorando la circulación y promoviendo la entrega de nutrientes y oxígeno a las células del cuerpo.
  3. Alivio del estrés y la ansiedad: La combinación de calor y presión suave de las piedras volcánicas reduce el estrés y la ansiedad, induciendo una sensación de calma y equilibrio.
  4. Desintoxicación: El calor ayuda a abrir los poros de la piel, lo que facilita la eliminación de toxinas a través del sudor.

¿En qué consiste el masaje con piedras calientes?

Para la terapia se utilizan diferentes piedras a temperatura variada ya sea caliente o fría. Son piedras suaves y lisas, se utilizan principalmente las piedras basálticas que son rocas volcánicas, las cuales entre más densas y oscuras sean, contienen mayor cantidad de hierro y esto ayuda a retener el calor por más tiempo. Con las piedras frías las que mayormente se utilizan son las piedras de mármol. En la terapia con piedras se utilizan más de 60 rocas diferentes y la temperatura no puede exceder los 50 grados. Se puede combinar el uso de piedras calientes o frías. Se dice que el calor junto al poder magnético que transmiten las rocas en combinación con el masaje, brinda energía, oxigena la piel, revitaliza y relaja. El masaje consiste en colocarlas en distintas zonas determinadas del cuerpo que son puntos energéticos, como la columna vertebral, el abdomen la frente manos y dedos de los pies, esto va a provocar que se dilaten los vasos sanguíneos y linfáticos y por ende se va a estimular la circulación. Al provocar estos efectos se van a eliminar las tensiones, el cuerpo se va relajar, y la piel se va a oxigenar. Luego se aplica aceite y se realiza un masaje terapéutico de relajación. piedras volcanicas

Beneficios de las piedras volcánicas en masajes

Algunos de los beneficios que ofrece esta técnica son:
  • Elimina toxinas
  • Estimula el metabolismo
  • Alivia dolores menstruales
  • Alivia dolores de espalda
  • Reduce el estrés
  • Brinda relajación
  • Induce el sueño
 
× Contáctanos