Los secretos beauty de Condesa Maslov: oncobelleza

Con motivo del Día Internacional contra el Cáncer de Mama, esta semana quiero hablarles de oncobelleza, los tratamientos y cosméticos dirigidos a cuidar la piel de los pacientes oncológicos que en ocasiones sufre importantes cambios y requiere de cuidados especiales

 

En Octubre todo se tiñe de rosa y el pasado día 19 se celebró el Día Internacional contra el Cáncer de Mama.

Los cambios físicos que ocurren durante un proceso oncológico, como el cáncer de mama a menudo son visibles y pueden afectar profundamente la mentalidad de la paciente. Durante tratamientos como quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia o terapias dirigidas, estos cambios pueden manifestarse en la piel, causando irritación, sequedad, erupciones, manchas y otros síntomas.

En este difícil camino, es importante tratar la piel con suavidad, como si fuera la de un bebé. Para ayudar a los pacientes, es importante seguir unos sencillos consejos:

-Evitar tratamientos agresivos para la piel como los peelings o el uso de productos abrasivos. La piel necesita ser tratada con delicadeza.

-Mantener la piel hidratada desde adentro hacia afuera aumentando la ingesta de líquidos.

-Realizar una limpieza suave de la piel mañana y noche utilizando productos con un pH de 5.5 que no contengan surfactantes químicos ni alcoholes, esto ayudará a calmarla y mantenerla limpia.

-Utilizar productos ricos en ingredientes como ácido hialurónico, centella asiática, camomila, té verde, aceite de rosa mosqueta, aceite de argán y extractos vegetales naturales para hidratar, calmar, desinflamar y regenerar la piel.

-Evitar aplicar el contorno de ojos directamente sobre el globo ocular, incluso si se trata de un producto clínicamente probado.

-Al aplicar el contorno de ojos y labios, hacerlo con suaves toques desde el exterior hacia el interior. Este método garantiza una aplicación delicada y uniforme de los productos en estas áreas sensibles, sin estirar la piel ni causar molestias.

-Es imprescindible utilizar protección solar continua con filtros orgánicos y minerales, y un factor de protección solar (SPF) de 50+ PA++++. Las áreas con pérdida de cabello, cejas o pestañas son especialmente vulnerables a los daños solares.

-Para cuidar las cicatrices, reducir la tirantez y aliviar las molestias, se recomienda utilizar productos que promuevan la elasticidad de la piel, incluso antes de la intervención, como prevención.

 

Tratamientos oncobelleza (Belleza rosa)

¿Qué es?

El paciente oncológico, más allá de combatir la enfermedad con un amplio equipo médico, necesita cubrir otros aspectos casi igual de importantes, como son la belleza, la estética, la relajación y el bienestar de las personas que están atravesando estos delicados procesos. Se actúa, siempre siguiendo las pautas médicas, sobre las patologías y los efectos secundarios que esta enfermedad deja en las personas que la padecen.

La terapeuta mima de manera especial la piel del paciente. No olvidemos que tras pasar por un proceso de quimioterapia o radioterapia, la piel sufre. Falta de hidratación, irritabilidad, enrojecimiento u oscurecimiento y descamación, son algunas de sus consecuencias. Erupciones, incremento de la fotosensibilidad que aumenta los riesgos de quemaduras frente al sol, incluso cambios en la pigmentación, hinchazón y llagas.

¿Dónde?

Marta García Esteticistas. ‘Harmony Cancer Care’ es un tratamiento cosmecéutico para tratar y reparar la piel a personas que están sobrellevando un tratamiento de cáncer. Ofrece un sentido vital de esperanza y alivio para aquellos pacientes afectados por los cambios que provocan en la piel los tratamientos para el cáncer (deshidratación, desnutrición, irritación, etc.).

Se trabaja sobre las pieles que están bajo tratamientos de quimioterapia y radioterapia con cosméceuticos cargados de antioxidantes, vitaminas esenciales y agentes hidratantes que aumentan la capacidad para recuperar la piel y dan un brillo saludable a esta piel fatigada.

El ritual es facial y corporal, muy relajante y revitalizante y diseñado para despertar los sentidos suavemente, fomentando al mismo tiempo un equilibrio de restauración y armonía para la piel. Y termina con una crioterapia gaseosa que calma, equilibra y modula la microbiota cutánea.

El ritual en cabina dura una hora y 15 minutos y se recomienda una sesión semanal o quincenal dependiendo de cada caso. Su precio es de 130 €.

-The Beauty Concept. La pionera y fundadora del programa de Masaje Oncológico (MO) es Eleanor Oyston en 1967, especialista en conocer el funcionamiento de cada tipo celular. En los centros The Beauty Concept, el masaje lo ejecuta Laura Echeverría, terapeuta formada en Barcelona en ISMET (Escuela de formación en salud y terapias), avalada por las autoras de esta técnica de origen australiano. ISMET es la única escuela que cuenta con este aval y TBC son los centros pioneros en España en tener este tratamiento de masaje oncológico a pacientes.

 

Se utilizan maniobras, ritmos, tiempos y presiones, adecuados y adaptados a cada circunstancia de manera individualizada. El masaje oncológico se lleva a cabo en una cabina perfectamente equipada para que la confortabilidad sea máxima, ofreciéndole al paciente los olores que más le transmitan y le relajen, adaptando las técnicas según en la fase en la que se encuentra, ya sea diagnóstico, tratamiento, recuperación o paliativos para que el resultado sea el más eficaz.

Este tratamiento relaja la musculatura, reduce el cansancio y la fatiga, palia el dolor, acaba con la ansiedad y las náuseas y trata la sequedad de la piel. Tiene una duración de 60 minutos y un precio de 80 euros.

Centro de belleza Ruth Azofra. Con un protocolo completamente manual trata de mimar, calmar, hidratar y nutrir la piel. Utilizando la cosmética creada por ella misma «Azofra Cosmetics» y con su método, Ruth Azofra personaliza al máximo el tratamiento para así conseguir recuperar la salud de la piel aportando lípidos de calidad y procedencia orgánica. Así consigue una piel nutrida recuperando la luminosidad perdida. El tratamiento dura una hora y tiene un precio de 90 euros.

-En los Centros de belleza Carmen Navarro han diseñado un protocolo cien por cien manual con el objetivo de calmar, hidratar, proteger y prevenir futuras reacciones que pueden producirse durante el tratamiento. Se trata, además, de conducirnos a la relajación más absoluta, con el objetivo de liberar el estrés acumulado y convertir ese instante en una experiencia inigualable.

‘Balance Therapy’ está destinado a tratar la piel de los pacientes que están pasando por un proceso oncológico, antes, durante y después del tratamiento. Con la cosmética específica de María D’uol, combinan masajes suaves y envolventes con el fin de calmar, reparar y cicatrizar la piel dañada. La aplicación de una loción cicatrizante y reparadora, a nivel corporal, se encarga de aliviar la pesadez de las piernas, la mala circulación y los calambres derivados de los procesos de quimioterapia y radioterapia.

Se recomienda una sesión semanal de 60 minutos un mes antes de iniciar los tratamientos médicos, durante el proceso y unas semanas después de su finalización, siempre, según diagnóstico. El precio por sesión es de 135 €.

Centro de Belleza Natividad Lorenzo. Como amante de la medicina, Natividad Lorenzo ha dedicado muchos años de su formación a especializarse en Estética Oncológica y Post-operatorios. Todos los años participa en torneos benéficos contra el cáncer y es requerida en ayuntamientos y asociaciones para dar ponencias sobre Estética durante el proceso oncológico.

En el centro, ofrecen tratamientos tanto faciales como corporales durante el periodo de la quimioterapia. «Hago muchos más faciales que corporales a las personas que están en este proceso. Siempre hay que esperar a que pasen unos días después del ciclo. Son faciales en los que renuncio al peeling químico pero en los que sí puedo utilizar uno enzimático. Hay veces en que se requiere una especial atención a la higiene pues hay una toxicidad presente. Se realiza entonces una limpieza suave. Pero en lo que me enfoco principalmente en estos casos es en la hidratación y el bienestar. Con productos adecuados de alto nivel y especialmente preparados para las pieles que están pasando por esta terapia. Y con técnicas manuales especialmente delicadas. En ningún caso se utiliza aparatología durante esta parte del tratamiento oncológico».

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos