Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las 5 mejores cremas hidratantes para piel grasa que utilizan las editoras de belleza

La piel grasa tiende a producir sebo en exceso, lo que hace que salgan muchos brillos en el rostro y que, incluso, a veces esté deshidratada. Vigila en qué zona tienes los brillos y comprueba si tu piel es mixta o grasa y con estas cremas hidratantes para pieles grasas.

La piel grasa es el resultado de una secreción excesiva de sebo por parte de las glándulas sebáceas. Cuando se produce en exceso, confiere a la epidermis un aspecto graso, especialmente en la zona T (barbilla, nariz y frente) y favorece la aparición de pequeños granitos. Las mujeres con piel grasa viven pendientes de leerse bien las etiquetas de los productos, para intentar no llevarse a la cara ningún ingrediente que le produzca más cantidad de sebo. Por ello, estas pieles siguen religiosamente una rutina facial específica, libre de ciertos aceites y productos comedogénicos.

Asimismo, un 30% de mujeres mayores de 25 años sufre problemas de acné, según datos de la Academia Española de Dermatología y Veneorología (AEDV). Por ello, es necesario combatirlo con un tratamiento específico y una estricta rutina diaria. Los cosméticos recomendables para este tipo de piel consiguen mantener a raya la producción de sebo y reducir los brillos.

¿Qué características tiene la piel grasa?

Las características externas o los signos que llevan a clasificar una piel como grasa, son varias:

  • Suele tener cierto brillo en la superficie (causado por la sobreproducción de sebo)
  • Al tocarla es más húmeda que otros tipos de piel
  • Muestran los poros dilatadosy a menudo padecen aparición de granitos, especialmente en la frente.
  • Es frecuente que las personas de piel grasa tengan también cabello graso.

¿Cómo debe ser una rutina de cuidado de una piel grasa?

Lo más importante para estas pieles es la limpieza facial. Aunque habitualmente se recomienda dos veces al día, Natividad Lorenzo, directora de Natividad Lorenzo Estética & Salud, señala que “en este tipo de piel puede ser recomendable realizar el ritual de limpieza tres veces (por la mañana, a mitad del día y por la noche). Los productos tienen una gran importancia: deben ser muy hidratantes pero no contener emolientes“. La experta apunta que es preferible que contengan algún ácido específico para regular esa secreción seborreica y que el tónico sea especial para pieles sensibles.

Ojo, las pieles grasas tienen un desequilibrio y suelen estar deshidratadas a corto plazo porque, explica José María Ricart, director Médico del Instituto Médico Ricart, “se trata de una dermis que ha perdido su capa protectora y sus niveles óptimos de agua”. Es recomendable también el uso de un exfoliante adecuado, pautado por un profesional, una o dos veces por semana.

Natividad Lorenzo explica que “la crema de día debe ser una hidratante para pieles sensibles. Por la noche suele ser muy recomendable el uso de retinol, eso sí, controlado por un profesional”. También, se puede utilizar, de vez en cuando, una mascarilla arcillosa, siempre teniendo en cuenta el resto del ritual.

No hay que olvidar que para mantener estas pieles en buen estado, lo ideal es recurrir a la consulta profesional para recibir tratamientos con ácidos o incluso con IPL (Luz pulsada). La época ideal para tratar estas pieles es el otoño y el invierno.

¿Qué tipo de hidratante tienes que utilizar si tienes la piel grasa?

La hidratante de día depende mucho del producto que se utilice de noche. Pero, como como sugería anteriormente la empresaria de belleza, “ges mejor apostar por cremas hidratantes para pieles sensibles, ricas en ácido hialurónico, por el día”. En definitiva, sus tres claves serían: hidratantes, no comedogénicas y para pieles sensibles, ya que la piel grasa, además de tender a la deshidratación, se convierte fácilmente en sensible y por eso hay que tratarlas con mucho cuidado.

Por la noche, pautado con el profesional, es una buen opción un producto con retinol además de la hidratante con ácido hialurónico.

¿Cómo puedes regular la producción de grasa?

Los problemas de la piel grasa tienen un origen hormonal. La cosmética y la cosmecéutica ayudan mucho mejorando la sintomatología. La cosmética ha avanzado tanto los últimos años, que podemos afirmar que existen ácidos que consiguen resultados muy satisfactorios: el ácido salicílico, el azelaico y el propio retinol son ideales para equilibrar ese aumento de grasa que se produce en la piel sin control. Los expertos insisten en la importancia de llevar control por un profesional, porque el uso de estos productos puede dañar seriamente la epidermis. Algunas personas tienden a buscar productos astringentes, que además de dañar terminan causando lo que se conoce como hiperseborrea compensatoria (que es un efecto rebote, contrario al buscado). Además hay productos que no son compatibles entre sí.

Piel grasa y piel mixta no es lo mismo

Todavía hay quien cree que sí, pero la piel grasa y la mixta guardan sus diferencias. Ana Sacristán, directora de formación de la firma fitocosmética Vagheggi España, indica que “la piel mixta es la más común, sin embargo, la mayoría de las personas no sabe que la tiene porque no identifica correctamente sus señales, empeorando así su condición. Y es que, tanto este tipo de piel como la grasa, necesitan un cuidado especial y diferente al de las demás para que luzcan homogéneas, lisas y mates“.

Estas son sus principales diferencias:

Hay una señal determinante para identificar la piel mixta. Hablamos de la zona T, es decir, la zona de la frente, nariz y barbilla. Y es que si, en esta zona la piel tiende a ser más grasa y, por otro lado, la zona U es seca, incluso tirante, lo más probable es que tu tipo de piel sea mixta”.

En cambio, cuando hablamos de una piel grasa, Sacristán explica que “es una dermis caracterizada por la sobreproducción de sebo natural. Su aspecto brillante, aunque se puede intensificar en la zona T, es común en todo el rostro”.

En resumen, la principal diferencia de ambos tipos radica en la distribución de la grasa. Por un lado, la piel grasa tiene un exceso de grasa en todo el rostro, mientras que la piel mixta tiene áreas con grasa y áreas con sequedad o normalidad.

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos