Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Es la sauna facial el camino más rápido a una piel reluciente?

Seleccionamos las más seguras, sabiendo cómo usarlas, a qué pieles benefician y quién debe prescindir de ellas

¿Es bueno usar una sauna facial casera?

En este aspecto, los expertos consultados están bastante de acuerdo: ni bueno ni malo. Solo depende. ¿De qué? Del tipo de piel y las condiciones en las que esté. “Puesto que el calor va a provocar un aumento de los mediadores inflamatorios de la piel, en principio desaconsejaría su uso a personas con ciertas patologías cutáneas como rosácea o con ciertos tipos de acné, sobre todo si hay cicatrices”, explica Eduardo Senante, farmacéutico experto en dermocosmética, de la farmacia Senante de Zaragoza. Va más allá la experta en tratamientos estéticos con su propio instituto de belleza en Montecarmelo (Madrid), Natividad Lorenzo: “No es recomendable para ninguna piel que haya observado tendencia a la aparición de rojeces, sea cual sea su origen”.

LEER ARTICULO COMPLETO

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos