Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Descubrir las capas del retinol

Ha desbancado al ácido hialurónico como activo más buscado y es el preferido de los profesionales. Pero su uso aún genera dudas y confusiones.

Una normativa europea restringirá el retinol a una concentración máxima del 0,3% para productos faciales y del 0,05% para los
corporales. “No entrará en vigor hará hasta 2025 o 2026, momento en que se dispondrá de 18 meses para dejar de producirlo
y 36 meses para que se agote el stock”, afirma Miguel Sánchez Viera, dermatólogo y coordinador del Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica (GEDET).

Faltan varios años, pero la noticia ha alertado al público: ¿hay riesgos con este activo? “El derivado de la vitamina A cuenta
con un gran respaldo científico, habiendo demostrado su eficacia frente a arrugas, acné, manchas o fotoenvejecimiento. En
cambio, a grandes concentraciones, mal utilizado y no pautado por un especialista, podría irritar y de ahí la importancia de su
regulación”, añade el médico.

Enzima p53, clave ante el sol. “Los retinoides incrementan los niveles de esta enzima, reconocida por ser guardián del ADN”, explica Isabel Reverte, directora técnica de Rosalique. Es una proteína que resulta esencial para que las células respondan adecuadamente ante situaciones extremas, como la exposición solar o cuando se pasa por brotes de rosácea, recuperándose más rápido y mejor. A pesar de la creencia popular, “la recomendación de usar retinol por la noche no es porque irrite si se aplica de día, sino porque es fotosensible. Es decir, el activo muere con la radiación solar y se vuelve inactivo”, dice Sonia Ferreiro, cosmetóloga y biotecnóloga en Byoode. Como tal no amplifica los efectos del sol en la piel, pero como el activo puede irritar, es recomendable usar siempre SPF (porque la piel será propensa a la inflamación).

De 3 a 6 horas. Es el tiempo que tardan las nuevas fórmulas en entregar el principio a la piel, de forma paulatina para evitar irritaciones. “El retinol es altamente sensible a la oxidación y se degrada en presencia del aire, de la luz solar, en condiciones ácidas y ante metales pesados”, explica Ana Santamarina, experta en dermocosmética y creadora de Santamarina Cosmetics. La vitamina A estabilizada y microencapsulada mejora su rendimiento y evita reacciones.

¿De día y de noche? Los retinoides no son amigos de la luz, “son fotosensibles, pierden su eficacia con la radiación solar. De
día no hacen ninguna actividad sobre la piel. Es por esto por lo que se suele recomendar un uso nocturno, salvo con nuevas formulaciones que resuelven este hándicap, como con el retinyl retinoato”, afirma Sonia Ferreiro, responsable técnica de Ambari en España. Otra alternativa que trabaja 24 horas es el bakuchiol: “Estimula la producción de colágeno, elastina y la renovación celular, combate las manchas y redensifia la piel; pero sin la irritación del retinol”, Esther Moreno cosmetóloga y facialista de EM Studio.

11 veces más rápido. Así de eficaz es el retinal, otro derivado de la vitamina A; también lo son los palmitatos o acetatos de
retinol, de menor eficacia y el r-Retinoato, ocho veces más potente que el retinol tradicional. “El retinal requiere un paso
metabólico menos para convertirse en la molécula que es activa en la piel y suele presentar muchos menos efectos secundarios en el periodo de adaptación o retinización, siendo más tolerable por pieles más sensibles. A veces se recomienda en pieles con rosácea para ir engrosándolas”, añade Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8.

Rentabilizar sus propiedades. Para introducir el activo es aconsejable “comenzar por un retinyl palmitate y seguir, cuando
la piel se haya retinizado, con retinol 0,3% o un retinaldheído”, recomienda Natividad Lorenzo, directora del centro de estética homónimo. También hay que tener en cuenta que para recibir el retinol la piel debe estar impoluta y seca, así como “usar la dosis justa de producto y esperar 15 minutos antes de aplicar otro cosmético. Se debe evitar su empleo en el contorno de los ojos, a no ser que sea una fórmula específica para este área”, advierte la esteticista Marta García, del centro de belleza homónimo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos