Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cuidados médico-estéticos después de una mastectomía

Estos tratamientos específicos tras la extirpación del seno por cáncer de mama están orientados a mejorar la vida de la paciente y acompañarla en su recuperación física y psicológica

 

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en mujeres tanto en incidencia como en mortalidad. Hoy la supervivencia alcanza el 89% a los cinco años después del diagnóstico. Son datos que nos aporta la doctora Àngels Arcusa i Lanza, especialista en Oncología Médica y presidenta del comité científico de Oncolliga, quien también nos ayuda a entender el proceso de una mastectomía. “En la mayoría de casos, el cáncer se puede tratar con una cirugía que ‘conserva’ la mama, ya que solo se elimina la zona en la que está el tumor. La cicatriz es mínima, circular y frecuentemente inapreciable, sobre todo con el paso del tiempo”, describe la Dra. Arcusa, “pero un 20% de pacientes se trata con mastectomía, una cirugía que elimina todo el tejido mamario, ya sea de forma completa o bien solo la parte glandular de la mama, manteniendo la piel y la zona del pezón y la areola”.

El centro o profesional que ofrece tratamientos para pacientes oncológicos debe contar con la formación adecuada, tanto en protocolo como en productos cosméticos

Más allá de la implantación o no de prótesis mamarias indicada por el oncólogo, hoy abordamos tratamientos médico-estéticos menos invasivos. Por ejemplo, ¿qué podemos hacer con la cicatriz? Nos responde la especialista en tratamientos estéticos oncológicos Natividad Lorenzo (www.natividadlorenzo.com): “es importante evaluarla desde el principio. Podemos tratarla con drenaje manual y la aplicación de parches y cremas regeneradoras que evitan los queloides”. Aún y así, “no hay un protocolo universal para tratarlas” remarca la experta, porque “hay que valorar el tiempo transcurrido desde la intervención quirúrgica y tener en cuenta si la paciente está recibiendo quimio y/o radioterapia o algún tratamiento hormonal”.

Por otro lado, es frecuente que las pacientes se interesen por técnicas para camuflar cicatrices o reconstruir el pezón como la micropigmentación y el tatuaje. La especialista en el tema, Isa Cercos, (www.tatuajeparamedico.es) nos habla de los beneficios de ambas: “ayudan a rebajar la intensidad de estas huellas que duelen cada vez que las vemos, que nos molestan e influyen en nuestro día a día”. También nos aclara la diferencia entre micropigmentación y tatuaje para esta zona.

“En general, un tatuaje se mantiene estable durante años, mientras que la micropigmentación desaparece prácticamente por completo a los entre dos y tres años. Así que, si buscamos un buen resultado, el tatuaje es la mejor opción para camuflar cicatrices areolares o para reconstruir tu pezón y evitar recordatorios innecesarios”, apunta.

La Fundación Ricardo Fisas Natura Bissé forma en Estética Oncológica a esteticistas profesionales desde hace 15 años fundacionricardofisas.org

Tratamientos especializados para después de una mastectomía

Tatuaje mamario
​Este tipo de tatuaje busca el máximo realismo y naturalidad para devolver al pecho su imagen original. En primer lugar, es necesario valorar cada caso para decidir cuál es la mejor solución. Entre los principales tipos de tratamientos se encuentran la reconstrucción de la areola-pezón con efecto 3D, el disimulo de cicatrices periareolares o el aumento areolar, entre otros. A partir de 280 € (según cada caso).
​Más información en tatuajeparamedico.es

Cicatrices y queloides
​Cuando la cicatriz lleva ya un tiempo y han aparecido queloides es recomendable recurrir al uso de tecnologías, siempre y cuando la paciente no esté en un proceso de quimio. Las ondas de choque en intensidades muy bajas estimulan la regeneración del tejido. En algunos casos puede aplicarse Endermologie LPG y más adelante radiofrecuencia. También se pueden valorar los activadores de células madre, que pueden aplicarse usando la técnica de Derrapen.
​www.natividadlorenzo.com

Atrofia vulvovaginal
​Sus principales síntomas son sequedad vulvovaginal, prurito vulvar, sensación de escozor o quemazón al orinar, infecciones vaginales y urinarias recurrentes, urgencia urinaria, mala lubricación, vaginitis, atrofia vaginal o dolor en la penetración. Es una de las secuelas del cáncer de mama de las que se habla poco. En estos casos, se recomiendan tratamientos ginecoestéticos como el láser de CO2 fraccionado Monalisa Touch de Deka.
​www.monalisatouch.es

Masajes especiales
​El centro o profesional que los ofrece debe contar con la formación adecuada, tanto en protocolo como en productos cosméticos específicos.
​• Backstage (Barcelona): backstagebcn.com
​• Lostao (Zaragoza) esteticalostao.com
​• Karen Ortiz (Huesca) karen-ortiz.es
​• Lostao (Zaragoza) esteticalostao.com
​• Marta Bazán (Madrid) esteticamartabazan.es
​• Consuelo Almansa (Ciudad Real) esteticaconsueloalmansa.es

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos